MINISTROS FUSIBLES Y HERENCIA K: EL MÉTODO DE DISTRACCIÓN DE MILEI

  • 26 Días ago

Las peleas internacionales y los shows locales cambian el foco de los datos en rojo de la Economía. Una gestión deficiente y una política útil para el choque, aunque no para el acuerdo. Hay signos de hartazgo, pero Milei mantiene el respaldo de la opinión pública. El peronismo y la lepra.

“Si quiere que me vaya no necesita operarme: me lo dice y me voy”. Nicolás Posse, el silencioso jefe de Gabinete, sobrevivió, pero nadie sabe hasta cuándo. Luego del rumor que aseguraba que el vínculo personal con Javier Milei estaba roto, su faltazo al show literario musical del Luna Park –que justificó alegando «un quilombo personal»– reactivó la versión de que sus horas como jefe de los ministros están contadas.

Posse advierte que la usina del comentario está en Casa Rosada y, por convicción o táctica, desvincula a Karina Milei de ese ruido. Al contrario: le atribuye el aporte de templanza en momentos de tensión en la cima del poder libertario. La hermanísima propuso patear para después del 25 de mayo el recambio del gabinete. Posse arrastra, desde hace mucho, chispazos con Sandra Pettovello, pero su mala hora empezó a gestarse cuando se enemistó con Santiago Caputo, el todopoderoso gurú libertario.

En el Gobierno se afirma que la salida de jefe de Gabinete es solo una cuestión de tiempo. Pero la crisis en torno a Posse tiene otras derivadas: a casi seis meses de asumir, Milei no logró avances en el Congreso, no pudo cincelar el Pacto de Mayo y exhibe buenos datos en la macro: Riesgo País a la baja y una desinflación o superávit. Pero en lo demás es pura inacción. Además, la economía real expone a diario indicadores en rojo. La promesa que hizo en La Rural y en Córdoba de bajar retenciones puede leerse como una urgencia por convencer al campo que acelere la liquidación de la cosecha gruesa.

La metralla sobre Posse, jefe mayor de la gestión, anticipa un fusible en medio de los temblores. Y las invocaciones de Milei al “kirchnerismo” en la semana en la que se despertó el dólar forma parte del mismo libreto. Un refresh del gabinete y las referencias a la herencia recibida son recursos típicos –a los que pueden agregarse las denuncias judiciales– cuando el panorama se enturbia. Sin embargo, Milei tiene motivos para estar en calma: el respaldo de la mitad de la opinión pública se mantiene.

La métrica presidencial

Hace casi 20 años que Posse conoce al Presidente y se asume como su amigo, uno de los pocos que le quedan al libertario. Junto a la hermanísima, son las dos personas que hace más tiempo habitan la galaxia Milei. “Estoy acá porque me lo pidió él”, repitió en estas horas. Pero la frialdad de Milei hacia Posse es total. En el Tedeum y en el acto en el Cabildo de Córdoba, Milei lo ignoró. El trato amabilísimo con Luis “Toto” Caputo contrastó con el que tuvo hacia él.

En Córdoba, Milei fue recibido por Martín Llaryora. Luego del acto tuvieron una charla a solas de 20 minutos: el Mandatario tomó un té, comió algo, hablaron de la ley de Bases y el Gobernador le pidió acelerar el traspaso de obras nacionales para que se terminen con fondos provinciales. Llaryora se anotó casi un récord: habitualmente, Milei no solo evita las charlas políticas porque se aburre, sino que lo hace para gambetear los pedidos de fondos. Por otro lado, no quiso verse con peronistas mileizados como el tucumano Osvaldo Jaldo.

“Cree que le van a pedir plata y, como su única obsesión es bajar el gasto, prefiere ni hablar”, explica un interlocutor habitual. El Presidente estaba eufórico por el acto y la recorrida posterior donde se lastimó un dedo de la mano en el fervor de los saludos.

El raid patrio de Milei completó una semana de sobreexposición que arrancó el sábado con su discurso en la cumbre derechista que organizó el partido Vox. En el medio tuvo el show de Luna Park, una entrevista y un discurso ante ejecutivos de finanzas. Rompió la frontera mediática con el espadeo con el presidente de España, Pedro Sánchez. Su territorio es, sin duda, YouTube. Según un relevamiento de la consultora Rating Streaming, cuyo director es Pablo Mandia, los contendidos centrados en Milei tuvieron –sin computar videos con menos de 15 mil visitas– cerca de 40 millones de reproducciones en la última semana. Es una enormidad.

Por su lado, Taquión midió la conversación digital en redes sobre el duelo con España y detectó que, si bien a nivel global Milei tuvo un 64% de menciones positivas, en Argentina el 56% cuestionó el accionar del libertario. Se abre una pregunta: ¿cómo impacta en el ánimo interno el protagonismo internacional de Milei? Pablo Knopoff, de la consultora Isonomía, sostuvo en diálogo con Cenital que «el mandato que los argentinos le dieron es el de resolver la economía argentina y poner límites claro a los privilegios. Si los viajes por el mundo no responden a eso, puede haber un problema».

Bases temblorosas

El viernes, luego de horas de lluvia ácida, Posse retomó la agenda en Casa Rosada junto a su mano derecha, Mauricio González Botto. Se trata del funcionario a cargo de diseñar la privatización de empresas del Estado, el territorio donde expandió su poder. Tuvo una ronda de reuniones sobre ARSAT, Aerolíneas Argentinas e Intercargo. Al tema aerocomercial, por su pasado en Corporación América, le da prioridad.

“Posse va a resistir: no se va a ir gratis”, dicen en La Libertad Avanza y mencionan terminales donde ramificó su poder el Jefe de Gabinete: de la AFI a las fuerzas de Seguridad, varias de cuyas jefaturas no fueron designadas por Bullrich, y sobre todo en el “hot sale” de empresas estatales. En el peronismo señalan que una de las razones que tensó el vínculo entre Milei y Posse fue la presencia, sin cargo pero en teoría con mucho poder, del empresario Martín Maetsu en el rubro privatizaciones y venta de inmuebles del Estado. Durante la exposición de Posse en el Senado, la jujeña Carolina Moisés le preguntó por Maetsu, pero el jefe de Gabinete evitó una respuesta. Horas después, Adorni dijo desconocer si el empresario tenía un cargo y mandó a preguntar a la jefatura de Gabinete.

Fuera de plano, este sábado Posse acompañó a Milei a Córdoba, aunque se especuló con que no iría. A tal punto se lo da fuera de la jefatura que en el ecosistema libertario sonó un menú de hipotéticos reemplazos que van desde “Lule” Menem hasta Patricia Bullrich, o el ascenso de Guillermo Francos a la jefatura de Gabinete para que la oficina de Interior la ocupe Cristian Ritondo. En el tumulto, se mencionó incluso al portavoz Manuel Adorni. Todo, sin embargo, apunta a Francos: la eventual entronización del ministro del Interior, interlocutor habitual de los gobernadores, podría traducirse como un gesto para mejorar la fluidez con las provincias. Esta vez, no circuló la hipótesis de Santiago Caputo, que hace semanas Cenital recogió en círculos de LLA. El gurú libertario no tiene interés en un cargo: su poder radica en otro lado.

Milei puso como deadline el desenlace legislativo de la Ley Bases. En su entorno dicen que habrá cambios sí o sí: se apruebe o naufrague la ley ómnibus pocket. El viernes, al atardecer, Victoria Villarruel aceleró el trámite para tratar de sacar dictamen en el Senado citando a las comisiones para el miércoles próximo. La presidenta del Senado pondrá a prueba, luego del pedido de Francos de meterse en la negociación, la posibilidad de conseguir mejores resultados que los múltiples operadores que mandó la Casa Rosada. Entre ellos aparece José Rolandi, el vice de Posse.

En el tablero oficial no hay certidumbre. La crisis en Misiones puede tener, además de efectos contagios, derivaciones legislativas. En paralelo, se pondrá a prueba la perdurabilidad de la convivencia entre la UCR, HCF y UxP para avanzar en proyectos sobre educación y fórmula previsional. “Qué lindos se los ve como socios”, chicaneó Cristian Ritondo a Rodrigo De Loredo, el jefe del bloque de la UCR, cuando compartió recinto con el peronismo. En la previa, hubo entredichos en la bancada de UxP sobre bajar o no a la sesión convocada por el radicalismo para tratar el presupuesto universitario. El argumento era que jamás la UCR bajaría a una convocatoria hecha por el peronismo.

“Hoy dejamos de ser la lepra”, se dijo –quizá con exceso de optimismo– en la bancada K en referencia a que compartieron postura con otros bloques para votar leyes que incomodan al Gobierno. Rondan otros asuntos: volvió a plantearse que los sanjuaninos y catamarqueños que votaron a favor del capítulo RIGI de la ley Bases sean desplazados de las presidencias de las comisiones que ocupan: Walberto Allende, que comanda Minería, y Silvana Ginocchio –esposa del gobernador de Catamarca Raúl Jalil–, que está al frente de Cultura.

Fantasías y esperanza

En el peronismo fantasean con la idea de que aprobar textos en conjunto con bloques amigables puede ser el puntapié para avanzar, más adelante, con el rechazo al DNU 70. Parece un exceso de optimismo. Es la misma esperanza, y casi una cuestión de fe, que sostiene e Milei en la opinión pública. Tres estudios de las últimas semanas confirman que el presidente mantiene sin cambios sus niveles de respaldo.

Las consultoras ARESCO, Proyección y Marketing y Estadísticas –con métodos diferentes- coinciden en un punto: a pesar de la mega marcha universitaria, la polémica sobre el juez Ariel Lijo y la primera tanda del aumento de tarifas, Milei sostiene un nivel del respaldo del orden de +/- 50%. A la hora de mapear el clima social sobresalen dos datos: el AMBA es el territorio más hostil con Milei y los sectores bajos son el único estrato social donde es más alto el rechazo que el apoyo.

El informe de ARESCO fija, a casi 6 meses de gestión de Milei, el piso de respaldo incondicional al Presidente en 38 puntos, que es el universo de consultados –en el tracking permanente que hace Federico Aurelio- que se muestra a favor de respaldar al gobierno aunque no se recupere la Economía. Le dan plazo hasta fin de año, mientras hay otros 7 puntos que se pliegan con dudas a esa postura. En paralelo, Aurelio detectó que empezó a crecer la preocupación por el desempleo.

En Santa Fe, provincia que gobierna Maximiliano Pullaro, 60 empresas pidieron el artículo 224 de la Ley de Contratos de Trabajo que permite la suspensión preventiva de personal. Es el resultado de la parálisis, para algunos casi a nivel de depresión, que muestra la actividad económica. En total, esos trámites que registró el gobierno santafesino, involucran a unos 10 mil trabajadores.

La caída de la economía que registró el INDEC y la baja en las ventas son una expresión visible de la crisis. A los números de caída en las ventas en supermercados, mayoristas y shoppings que mostró la estadística oficial para el mes de marzo, los estudios privados agregan que la tendencia continuó o se agravó en abril. Según Scentia, las ventas en cadenas y autoservicios se retrajo 13,8% en abril respecto al 2023, con caídas más profundas en el interior del país en comparación con el AMBA. Al menos en ese renglón, no se verifica la tesis de Milei de que lo peor ya pasó.

Un focus de Proyección detectó, además, que entre los votantes libertarios empezó a aparecer la sensación de hastío y de límites: “Ya no puedo ajustarme más”. Ese estudio observa, según contó Santiago Georgetta a Cenital, que entre los votantes de sectores bajos, empieza a flaquear la expectativa, algo que no ocurre en los sectores más pudientes que el consultor identifica con el voto del PRO. La tesis es que Milei corre riesgos de perder antes el voto libertario que el voto macrista. En cierto modo, el segundo es un voto prestado y en gran parte sostenido en la idea de que un fracaso del libertario implicaría “el regreso del kirchnerismo”.

Proyección hizo un ejercicio de niveles de confianza y exploró cinco ámbitos: a qué político invitaría a un asado, con quién hablaría de política, a quién le daría un abrazo, con quién se asociaría para abrir un negocio y a quién le dejaría a sus hijos para que los cuide. En las cuatro primeras, Milei está al tope. En la última, cae al quinto lugar.

Cenital


  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.