VUELTA A CLASES: AVANZA EL CONSENSO PARA DEFINIR EL SEMÁFORO EPIDEMIOLÓGICO QUE HABILITARÁ EL REGRESO

  • 2 Meses ago

Luego de la postergación de los anuncios que se esperaban el martes en la reunión que el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, tuvo con sus pares de las 24 jurisdicciones para saber cuándo los estudiantes podrán regresar a las escuelas, ayer le tocó reunirse a los equipos técnicos de Salud de todas las provincias para debatir sobre l os indicadores epidemiológicos objetivos que serán la nueva vara para habilitar la vuelta paulatina a las aulas en las ciudades de más de 500.000 habitantes. Una especie de «semáforo epidemiológico» que alertará sobre el nivel de riesgo que existe en cada región, que puede ser alto, medio o bajo.Vuelta a clases: a la espera de una respuesta del Gobierno, la Ciudad empezó a revincular a 100 alumnos

Según informaron desde el Ministerio de Salud de la Nación, en el encuentro de este miércoles se analizaron algunos aspectos puntuales de esa nueva guía, apartados estratégicos relacionados no solo con los criterios de apertura que se rigen bajo ese semáforo, sino también con situaciones que deban atenderse cuando las escuelas estén abiertas, como determinar la cantidad de contagios que deben existir para cerrar un grado, o la escuela completa, por ejemplo.

«Es una guía para saber cómo actuar, pero las decisiones se deberán aprobar bajo la órbita de Educación», dijo una fuente del Ministerio de Salud de la Nación, en relación a la reunión que se realizaría mañana con el Consejo Federal de Educación, para que refrende el nuevo protocolo de indicadores epidemiológicos con los que se manejará a partir de ahora cada distrito, y así poder definir cuándo y cómo comienza la nueva etapa de revinculación de los chicos en las aulas.

El indicador

Sobre los distintos puntos que se debatieron entre los equipos técnicos de cada provincia, se abordó con mayor profundidad el análisis de los indicadores que, básicamente, son tres: el nivel de transmisión y la cantidad de contagios; la razón entre casos nuevos de las últimas dos semanas y las dos semanas anteriores, y el porcentaje de ocupación de camas de unidad de cuidados intensivos. Cada uno de estos indicadores tiene su clasificación: color verde es bajo; amarillo es medio y rojo es alto. Del cruce de estas variables surge el esquema para la toma de decisiones.

Por ejemplo, si una ciudad tiene dos indicadores con riesgo medio, más un indicador con riesgo alto, la luz del semáforo es roja. Si hay dos indicadores con riesgo medio, y uno con bajo, la luz se enciende amarilla.Coronavirus: con un nuevo récord de casos, la Argentina superó a Perú y es el 7° país con más contagios

Según trascendió, uno de los puntos más controvertidos entre los ministros de Educación que asistieron a la reunión virtual ayer, que duró más de tres horas, fue la diversa realidad epidemiológica que hay entre las provincias, y la preocupación que tienen en algunos distritos con un alto nivel de transmisión local y un alto porcentaje de ocupación de camas, que no estarían en condiciones de abrir las escuelas en un momento donde la presión social es cada vez mayor.

«Hubo consenso entre los convocados a la reunión en que es viable un regreso de a pequeños grupos, y enfocados en quienes perdieron el vínculo con la escuela», dijeron desde la administración porteña, y reforzaron la necesidad de que sea cada distrito el que defina a qué grupo le da prioridad para comenzar con esa revinculación.

La vuelta

El regreso de forma parcial y escalonada a las aulas para los alumnos del último año del primario y del secundario, aún sin fecha concreta, y una evaluación de los aprendizajes obtenidos por el sistema virtual son los temas centrales que anunciarían mañana el Consejo Federal de Educación. La reunión comenzará a las 16.30Aunque la confirmación de la convocatoria aún no había sido recibida por todos los participantes, según pudo saber LA NACIÓN.

El domingo pasado, tras meses de negociaciones, Trotta había hecho algunos guiños de que habría un cambio en la política educativa, que tuvo un freno abrupto el 16 de marzo pasado cuando se suspendieron las clases presenciales para todos los niveles en todo el país. «No hace falta la vacuna para volver a clases, pero tiene que haber datos objetivos que nos permitan dar pasos seguros», había dicho el ministro. La afirmación llegó tras los reclamos realizados la semana pasada por familias, docentes y alumnos en el conurbano y de la Capital.

La expectativa, otra vez, está puesta en una jornada de definiciones, que garanticen con mayor certeza cuándo los alumnos volverán a pisar las aulas. Apenas faltan poco más de dos meses para que el año lectivo llegue a su fin.

Por: Soledad Vallejos/La Nación

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.