JAVIER MILEI, EL ADMIRADOR DE MARGARET THATCHER

  • 7 Meses ago

La ex Primer Ministra del Reino Unido entre 1979 y 1990, de nefasto recuerdo en la Argentina, comandó personalmente la retoma de nuestras islas usurpadas en 1982, y dio la orden de ataque y hundimiento del Crucero ARA General Belgrano, en el que murieron 323 marinos argentinos.

Argentina tiene una herida abierta que se llama Malvinas, causa nacional que es militada por fervor por la mayoría del pueblo y recordada cada 2 de abril. Causa irredenta sin punto final, que es ignorada y desvalorada por ciertos personajes con espíritu cipayo y casi siempre caracterizados por su profunda ignorancia de la Historia.

Por las declaraciones que ha realizado, uno de estos personajes pareciera ser el candidato a presidente de La Libertad Avanza, Javier Milei.

En el debate del domingo 12, durante el eje temático vinculado a la relación de la Argentina con el mundo, y ante un cuestionamiento del candidato a presidente de Unión por la Patria, Sergio Massa a Milei por su identificación con la ex primera ministra británica Margaret Thatcher, demostrando su inmensa ignorancia de la historia argentina, intentó salir de la situación con una desgraciada comparación con el partido de fútbol del Mundial de 1974 que Argentina perdió con Holanda 4 a 0, banalizando a los 649 argentinos que dieron su vida en la guerra de Malvinas, una causa nacional.

«Thatcher tuvo un rol muy significativo» afirmó Milei, a lo que Massa respondió «Thatcher es una enemiga de la Argentina, ayer, hoy y siempre. Y noestros Héroes de Malvinas son innegociables, Para vos, Thatcher es una figura. Para mi no lo es, porque defiendo la soberanía de Malvinas».

Milei es un confeso admirador de Thatcher, fallecida en 2013, quien decidió la muerte de 323 marinos del ARA General Belgrano, torpedeado fuera de la zona de exclusión marítima por sus órdenes directas, para romper las gestiones de paz que llevaba adelante el Secretario General de la OEA Fernando Belaúnde Terry.

Haciendo un poco de historia, en 1982, luego de la recuperación de las islas Malvinas por fuerzas militares argentinas en una operación incruenta, el secretario de Estado de EE.UU. Alexander Haig desplegó una falsa gestión de «buenos oficios» -que resultó ser una estratagema para darle más tiempo a la ex primera ministra británica Margaret Thatcher, quien contó con el apoyo total del ex presidente de EE.UU. Ronald Reagan, que cedió suministros y armamento de la OTAN a los británicos para combatir a los argentinos.

Milei ignora por completo la política diplomática argentina de más de 40 años, proponiendo resolver el conflicto mediante «un acuerdo como el que hizo Inglaterra con China por Hong Kong; pasó un determinado tiempo, se cumplieron determinadas metas y automáticamente Inglaterra (sic) le devolvió Hong Kong a China. Acá hay que hacer lo mismo, pero teniendo en cuenta la voluntad de las personas que viven en las islas, porque digamos, o sea, son personas que viven en la línea de un país desarrollado y no, digamos, miserable como el que tenemos nosotros. Vos tenés que agarrar, te tenés que sentar con los ingleses (sic) porque hubo una guerra, ellos la ganaron y les tenés que decir: mirá, el territorio acorde a las definiciones (?) le corresponde a la Argentina. Entonces, tratar de llegar a un acuerdo de largo plazo que indique que las islas vuelvan al país, porque la forma en la que se definen estas cuentas están a favor de Argentina pero sin que sea violenta y además, sobre todas las cosas, contemple la posición de la gente que vive en las islas».

Además de ser Hong Kong y Malvinas dos situaciones incomparables, Milei pretende reconocer el derecho a la autodeterminación de los kelpers, lesionando gravemente los derechos soberanos argentinos por incluir en las negociaciones entre estados a una tercera parte, que son los isleños, una población no originaria. Cabe aclarar que las guerras no determinan derecho de propiedad alguno sobre tierras usurpadas, como es el caso de las islas Malvinas.

Las afirmaciones de Milei en el debate causaron una oleada de rechazo en toda la sociedad argentina; entre ellos, el Centro de ex Combatientes Islas Malvinas de La Plata repudió mediante un comunicado bajo el título «Por los pibes de Malvinas que jamás olvidaremos» la reivindicación de Javier Milei a Margaret Thatcher, y llamó a votar por Sergio Massa.

Noticiario de Malvinas

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.