“EL CEPO DEJA AL DESNUDO EL ROTUNDO FRACASO DE LA GESTIÓN DE CAMBIEMOS”

  • 2 Años ago

La diputada de Unidad Ciudadana afirmó que hubo una «especulación electoral» a la hora de reimplantar el cepo.

La economista y diputada nacional bonaerense por Unidad Ciudadana, Fernanda Vallejos, apuntó al Gobierno sobre el impacto político que tuvo el endurecimiento de los controles cambiarios, que tanto había denostado en la campaña de 2015. “El hecho de que el Gobierno reintroduzca controles cambiarios luego de haberlos eliminado, repudiado y estigmatizado, deja al desnudo el rotundo fracaso de la gestión económica neoliberal de Cambiemos”, expresó.

En una entrevista con Minuto Neuquénla legisladora consideró que la estrategia del Macrismo de “endeudarse externamente por encima de la capacidad de pago del país”, costó U$S85 mil millones. Además, remarcó que la “insostenibilidad del esquema” fue denunciado en su momento y que los hechos “nos dan la razón”.

“Lo que sí cabe mencionar es lo llamativo de los tiempos de la instrumentación: esperaron a las elecciones para regular la salida de divisas, de lo cual se deduce la especulación electoral que estuvo subyacente, y que tuvo un costo enorme, de casi U$S23 mil millones de reservas que se perdieron entre las PASO y las Generales”, reflexionó Vallejos. A su vez, puntualizó en que, previo a las medidas que tomó el BCRA esta semana, el 85% de los compradores de moneda extranjera, adquiría menos de mil dólares “y eso explicaba el 16% de la compra de dólares”.

Para la ex funcionaria del Ministerio de Economía del período Kirchnerista, el BCRA, a pesar de las bajas reservas, tiene muchas más herramientas para administrar el tipo de cambio. En caso de no estabilizarlo, “estaríamos frente a una situación preocupante en materia de precios”. “La inflación tiene hoy dos motores principales: la devaluación y los aumentos en los precios regulados (energía y transporte). Si las tarifas se mantienen congeladas, con estabilidad cambiaria, se podrá ir bajando la inflación en el marco de un acuerdo de precios y salarios que contenga la inercia inflacionaria, garantizando una recomposición gradual pero segura del poder adquisitivo de los trabajadores”, agregó.

Finalmente, la economista consideró que hay “tres frentes principales” para afrontar rápidamente, a partir del 10 de diciembre. El primero es el externo, para regular la fuga de capitales, renegociar la deuda y el acuerdo con el FMI. El segundo es el social, “donde pesarán fuertemente la niñez, el hambre y el empleo”, con Emergencia Alimentaria, aumentos en la AUH, tarjetas alimentarias y refuerzo en comedores y una política de fomento del empleo privado, fortalecimiento del empleo público y creación de empleo cooperativo. El tercer frente es realizar un acuerdo de precios y salarios para bajar la inflación con aumento del poder adquisitivo de los trabajadores. “Las tarifas, que hay que desdolarizar, inicialmente deberán estar congeladas, y los esquemas de actualización posteriores deberán estar en función de los costos reales y la capacidad de pago de los consumidores asalariados y las empresas”, explicó y apuntó a que tasas más bajas, facilidades de pago para las deudas y regulación del crédito “pueden ser soluciones a este problema”.

(De Minuto Neuquén)

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.