CORRIENTES DEBERÁ DEVOLVER 18 HECTÁREAS DE LA COSTANERA REGALADAS POR MAURICIO MACRI

  • 7 Meses ago

Es la primera revocatoria de cesión terrenos nacionales que el expresidente firmó el 6 de diciembre de 2019.  Ubicado en la Costanera del Paraná, fue un regalo para una provincia manejada por Cambiemos. Será destinado a viviendas del Plan Procrear. El Presidente revisa todas las entregas.

El Gobierno Nacional publicará este lunes la primera revocatoria de la cesión de terrenos nacionales, en este caso más de 18 hectáreas en la costanera del Río Paraná, en plena Ciudad de Corrientes. La cesión se hizo, por decreto, el 6 de diciembre de 2019, o sea cuatro días antes de que Mauricio Macri deje la Casa Rosada. El gobierno de Cambiemos le entregó, sin costo alguno, un terreno invalorable a una provincia manejada por Cambiemos y a una ciudad administrada por Cambiemos. El plan se venía gestando desde hace rato: habilitaba a la construcción de edificios de hasta cien metros de altura con departamentos de altísimo valor, o sea que la jugada constituía un fabuloso negocio inmobiliario que apuntaba a los sectores privilegiados de la zona. La revocatoria de la cesión fue impulsada por la AABE, la Agencia de Administración de Bienes del Estado, y tiene el visto bueno del presidente Alberto Fernández. El predio será destinado a viviendas del Plan Procrear, o sea departamentos construidos bajo el paraguas del estado y que luego serán sorteados entre los aspirantes. Lo que está claro es que la prioridad, además, la tendrá el acceso de los vecinos a la costa del Paraná y a espacios de uso público.

Entregas

La AABE está revisando las increíbles entregas del patrimonio nacional que hizo el gobierno de Mauricio Macri, en especial en los últimos días de su mandato. Las maniobras fueron escandalosas y llevaron a un decreto firmado por el actual presidente en el que se establece una revisión. En la Ciudad de Buenos Aires se entregaron terrenos sobre Avenida Del Libertador, originados en el viaducto del Ferrocarril Mitre; sobre avenida Juan B. Justo, del Ferrocarril San Martin; dos inmensas propiedades que eran playas ferroviarias en Palermo y Caballito, detrás de la cancha de Ferrocarril Oeste. Pero hay otras muchísimas propiedades del estado nacional que fueron transferidas desde 2016 en adelante, parte de las cuales ya se vendieron. La estimación es que el AABE, bajo la conducción del macrista Ramón Lanús, recaudó unos 600 millones de dólares con la venta de terrenos durante el mandato de Cambiemos, dinero con el cual se hicieron obras en el reducto del PRO, la Ciudad de Buenos Aires. Las transferencias que ahora mandó a revisar el gobierno del Frente de Todos también implican decenas de millones de dólares.

Las 31 escrituras sobre las que más se pone el foco las firmó Macri entre septiembre y diciembre de 2019, diez de ellas el 9 de diciembre, un día antes de la entrega del mando. Todo está ahora judicializado en una causa que, otra vez, cayó en el juzgado de Claudio Bonadio, pero que tras la muerte del magistrado pasó a su sucesor, Marcelo Martínez de Giorgi. Por supuesto que también están en la mira cesiones en otros puntos del país, no solo CABA.

Corrientes

El caso de Corrientes es llamativo. Todos querían el enorme terreno que era del Regimiento de Infantería número 9 porque era sobre la costanera, en pleno centro de la ciudad. El gobierno nacional entonces lo puso en venta ya en mayo de 2018 con el bonito nombre de Plan Urbano Costero. En aquel momento se trató de una iniciativa conjunta de las tres administraciones que manejaba Cambiemos, la nacional, provincial y municipal, pero con el agregado del Plan Belgrano, aquel organismo, con rango de secretaría de Estado, que iba a desarrollar todo el norte argentino. Carlos Vignolo, macrista y titular del Plan Belgrano, presentaba el proyecto ante inversores hoteleros, inmobiliarios y de la construcción y el argumento era que se iba a potenciar «el desarrollo urbano y turístico».

De la mano de Macri se hizo un concurso de proyectos arquitectónicos que se definió, con la presencia de Marcos Peña, en marzo de 2019. A partir de eso, el gobierno nacional autorizó la venta del predio, desafectando los terrenos del Ejército. Fue de manera precaria y los trámites tardaron. Recién a fines de noviembre, el titular del Ejército informó que los efectivos del Regimiento serían trasladados a Resistencia, que el predio estaba desocupado y listo para ser entregado. El 6 de diciembre, cuatro días antes de que Cambiemos entregue el gobierno nacional, se terminó firmando la cesión: le quitaron oficialmente el predio al ejército y se lo entregaron al municipio para que concrete el proyecto, con su corazón de negocio inmobiliario.

Memoria

En el Regimiento de Infantería 9 funcionó uno de los centros clandestinos de detención. Los organismos de derechos humanos denunciaron en 2019 que el gobierno de Macri estaba habilitando la venta del predio sin respetar absolutamente nada. En concreto, una edificación conocida como Hospital Militar y un galpón llamado Cuadra 9 fueron reconocidos como lugares de secuestros y torturas por más de cien víctimas. El lugar integra la Red Nacional de Sitios de la Memoria. Hay un planteo de las organizaciones de que debe contemplarse allí algún proyecto sobre la memoria y la promoción de los derechos humanos.

Revisión

La decisión de Alberto Fernández fue revisar todas las cesiones entre diciembre de 2015 y diciembre de 2019. La tarea la lleva adelante Martín Cosentino, presidente del AABE y la recisión de la transferencia del inmenso terreno de Corrientes es la primera que se concreta a nivel nacional. Un paso inicial es que no se terminará de mudar el Regimiento que está establecido allí porque, como el predio se cedió en forma gratuita, no hubo dinero para hacer las obras necesarias en Resistencia para alojar a los efectivos. El AABE hizo una inspección el 17 de febrero y constató que los integrantes del regimiento continúan allí: no era verdad que el lugar estaba desocupado. Por lo tanto, el estado nacional le dirá al municipio que debe restituir el predio, se hará cargo el Ejército por ahora, pero el objetivo es que allí se desarrolle un proyecto del Procrear y no una serie de torres de 100 metros de altura, con departamentos de lujo.

Eso sí, la mayor parte se destinará a espacio público y fundamentalmente al acceso de los vecinos a la costa del Paraná.

(Página/12)

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.